Blog de LunaNimac

LIMITES

Comenzamos avanzando
recorridos permitidos,
es un camino seguro
y por cierto más tranquilo.
E igual que un horizonte
surge la delgada línea
separando dos abismos:
marca el límite preciso.

Si nos paramos sobre ella
el vértigo nos aclama,
se oyen cantos de sirenas
tentando cruzar la raya.

Un pie en cada costado
y brota la adrenalina,
hay que pensar con cuidado
cuando juega la rebeldía.

Siempre hay que preguntarse
si el límite a acatar
es justo y respetable
o solo arbitrariedad.

Más allá de los castigos
por el límite a cruzar
hay que saber su sentido
y qué oculta el no pasar.

Y hay atajos sutiles,
zonas grises sin marcar
que permiten dar el paso
sin consecuencia real.

Yo sé que hay ciertas líneas
que se precisan marcar
y otras que por absurdas
piden goma de borrar.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: