Blog de LunaNimac

BASTA

Basta.
La palabra martillando su cerebro.
Basta.
Su cuerpo tendido se estremece.
Basta.
E imagina mil intentos
un final abrupto
y cien nuevos comienzos.
Basta.
Y aún sigue acostado.

Basta.
Se yergue.
Basta.
Se levanta.
Basta. Basta. ¡Basta!...
Recoge sus cosas en la valija
garabatea una nota
y sale.

Sobre la cómoda del cuartucho
quedó el cartel:“Vuelvo mañana”,
-sutil mentira por el “si acaso...”-.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: